Argelia: nuevas medidas a las importaciones

Argelia

 

 

El pasado 1 enero de 2020 entraron en vigor una serie de medidas a las importaciones, establecidas por el gobierno argelino, que afectan a las empresas que están vendiendo en este país africano. En concreto, se trata de medidas que, según el escrito de 30 de septiembre de 2019 de la ABEF (Asociación Profesional de Bancos y Establecimientos Financieros de Argelia), tendrían efecto a partir de esta fecha para todos los productos que se importen en dicho territorio.

El Gabinete del Ministerio de Finanzas argelino envió a finales de septiembre una circular en la que informaba de estas nuevas medidas para las importaciones. Entre ellas,  se encuentra la obligación de que las operaciones de importación se hayan realizado en FOB,  y se hace referencia al objetivo de que esta medida se aplique a todas los sectores progresivamente para inicios del año 2020. En principio, los únicos sectores afectados serían el de telefonía y los pequeños electrodomésticos.

Desde el envío de esta circular (finales de septiembre) no ha habido ninguna novedad al respecto. Lo que se sabe hasta ahora es que los sectores de telefonía y pequeños electrodomésticos se verían afectados por la medida que obliga a exportar en Incoterm FOB, pero no se ha dicho nada oficialmente sobre la extensión de dicha medida al resto de sectores. Por ahora podemos deducir que los otros sectores no se ven afectados todavía por estas medidas.

La Delegación de la Unión Europea en Argelia remitió un escrito el pasado 28 de noviembre a las autoridades argelinas para que reconsideren este asunto, ya que la circular de la ABEF instruye a sus miembros, los bancos comerciales, a diferir el pago de las importaciones durante 9 a 12 meses y aceptar sólo el Incoterm FOB, con exclusión de todos los demás permitidos en el comercio internacional (actualmente, la obligación de usar FOB en este territorio afecta a los teléfonos móviles y electrodomésticos). Igualmente imponen la obligación a los importadores de utilizar los servicios de transporte marítimo con pabellón argelino.

En definitiva, se trata de una medida proteccionista con carácter general, con el objetivo de que se contrate transporte nacional argelino de forma preferente en todas las importaciones al país.