29 ene 2019
Print mail

Los datos de la EPA defraudan

Los datos del cuarto trimestre de la EPA (Encuesta de Población Activa) defraudan y Navarra es la única comunidad donde el desempleo subió en 2018. En concreto, el paro se incrementó en 1.700 personas en la Comunidad foral, lo que supone un 5,9% más que en 2017. No obstante, el número de personas activas creció un 2,06% en 2018 y, por tanto, hay más personas que desean incorporarse al mercado laboral.

El año 2018 cierra con 1.700 personas paradas más, principalmente en el sector servicios. La tasa de paro baja del 10% por la mínima (9,99%) y es algo mayor que al cierre de 2017, cuando fue de 9,63%. Pese al crecimiento de la economía en 2018, que se espera que crezca en torno al 3%, Navarra no reduce la tasa de paro ni el número de parados, si bien es cierto que la población activa ha aumentado.

Este es, por tanto, un dato que no se ajusta a las expectativas que a lo largo del año se habían realizado y que, pese a quedar en el entorno del 10%, no es satisfactorio. Si bien el año pasado se apuntó que la bajada del paro podría haber sido superior a la esperada, resulta difícil explicar que el aumento de 2018 se deba a un efecto de calendario y corrección por la comparación con el año pasado. El crecimiento anual del último trimestre del 2018 ha sido del 5,69%, superior al descenso entonces, del 2,69% y, por tanto, superior a lo que cabría esperar por una corrección estadística.

Por tanto, este es un dato que no hubiéramos esperado, de acuerdo al crecimiento de nuestra economía, centrado en una rama de actividad concreta y sobre la que habrá que prestar especial atención en 2019, para el que se espera un menor nivel de crecimiento.