27 sep 2018
Print mail

La ventanilla única y el Brexit, entre los principales retos de la Unión Aduanera europea

  • Fue una de las conclusiones de la jornada “50 años de la Unión Aduanera” que se celebró ayer lunes en la Cámara de Comercio

  • Expertos de la Agencia Estatal de Administración Tributaria y de empresas navarras externalizadas realizaron un análisis de las ventajas y principales retos de esta unión

 

Pamplona, 25 de septiembre de 2018.- Ayer lunes 24 de septiembre tuvo lugar en la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Navarra un encuentro para conmemorar los 50 años de existencia de la Unión Aduanera europea (UA), en el que participaron expertos de la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT), del ICEX y de empresas navarras con experiencia en internacionalización. Durante la jornada se analizaron las ventajas de pertenecer a esta unión y los principales retos a los que se enfrentan las empresas y la propia UA en la actualidad.

Abrió la jornada Roberto Pérez Ramón, delegado especial de la AEAT en Navarra, quien calificó la creación de la unión de aduanas de países de la UE como “un paso gigantesco, algo más allá de lo meramente comercial que nos afecta a todos, tanto a empresas como a consumidores. Además, destacó que este acuerdo ha permitido a sus países miembros unirse frente al comercio internacional. “De hecho, muchas empresas no podrían subsistir sin este tratado”.

La ponencia principal corrió a cargo de Marta Guelbenzu Robles, subdirectora general de Relaciones Institucionales del Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la AEAT, quien no dudó en afirmar que “debemos ser conscientes de las ventajas que supone una unión de este tipo” como por ejemplo, según indicó, en la fuerza de negociación de acuerdos comerciales que, los países por individual, aunque fueran primeras potencias, no conseguirían.

Asimismo, Guelbenzu destacó que la importancia de la UA radica no solo en el porcentaje de comercio internacional que representa, sino en el importante número de potenciales consumidores que abarca. “Estamos hablando de 500 millones de habitantes que son potenciales consumidores. Si a esto le unimos la falta de controles en frontera, hace que las entregas intracomunitarias de bienes sean muy interesantes para las empresas. Es decir, se puede externalizar con un coste bajo”. No obstante, Guelbenzu señaló que existe una barrera: el idioma. “Tenemos los mismos procedimientos, la misma legislación aduanera, los mismos aranceles pero, para que una empresa pequeña o mediana que no quiera tener un representante permanente en otro estado de la Unión Europea pueda colocar sus bienes en otro estado, quizá el tema del idioma es una pequeña barrera”.

Tras realizar un breve resumen de la historia de la UA, Guelbenzu analizó los principales retos a los que se enfrenta la unión hoy en día, entre los que se encuentran el Brexit “una situación en la que vamos a perder las dos partes”, el desarrollo de los sistemas informáticos “que supone un importante esfuerzo económico y humano” y la creación de una ventanilla única europea. “Es ‘alucinante’ que solo tres países (Holanda, Italia y España) tengamos ventanilla única. En un  mundo globalizado como el actual, es impensable que las empresas tengan que presentar los mismos documentos a distintos ministerios, a distintos organismos competentes de distintas organizaciones”. Y espetó a que “entre todos, tenemos que hacer fuerza para que se consiga”.

Posteriormente, se celebró una mesa redonda con representantes de diversas empresas navarras internacionalizadas como Uscal, Leadernet, Tafatrans y Remaned, quienes compartieron sus experiencias y retos en cuanto a la externacionalización de sus empresas. Les acompañó en la mesa Isabel Peñaranda, directora territorial de Comercio e ICEX de la Secretaría de Estado de Comercio.

Clausuró la jornada el Presidente de la Cámara de Comercio, Javier Taberna, quien destacó los beneficios que para Navarra supone pertenecer a la UA. “Hay que tener en cuenta que aproximadamente el 70% de lo que exporta Navarra es a la Unión Europea. Por este motivo, para Navarra, el libre comercio ha sido un hito muy importante, nos ha permitido ser altamente competitivos tanto para las multinacionales instaladas aquí como para las empresas a las que les ha facilitado su externacionalización. Y esto nos ha convertido en una región próspera y abierta. Estamos muy satisfechos, aunque todavía se puede hacer mucho más”.

Y concluyó: “Hoy es un éxito de jornada, porque estamos celebrando un hito de libertad, pero no solo de los bienes, servicios y capital, sino también de las personas. Me parece muy importante que el ciudadano conozca y se comprometa por Europa, por lo que significa el libre comercio”.