20 jun 2018
Print mail

La economía navarra crece más que la nacional en el primer trimestre

INFORME DE COYUNTURA ECONÓMICA

  • La economía mundial mantiene un ritmo de crecimiento positivo
  • Los datos del sector exterior muestran un tono más favorable

La economía navarra crece más que la nacional (3,3% interanual frente a la economía española que crece un 3%) en un entorno mundial de crecimiento sólido y positivo. La Cámara Oficial de Comercio, Industria y Servicios de Navarra sugiere a las instituciones que aprovechen esta coyuntura mediante la implantación de medidas que faciliten la inversión empresarial. Esta es una de las principales conclusiones que se recoge en el Informe de Coyuntura Económica elaborado por la Cámara Oficial de Comercio, Industria y Servicios y que han presentado hoy el presidente de esta corporación, Javier Taberna, y el responsable de Estudios Económicos, Fernando San Miguel.

Como ya se subrayó en el último informe de la Cámara de Comercio, elaborado a finales de 2017, este contexto de crecimiento abarca tanto las economías emergentes como desarrolladas. Las principales instituciones de análisis macroeconómico indican que este entorno se debe al efecto de la política monetaria, todavía expansiva en Estados Unidos y Europa a la que ahora comienza a sumarse también una política fiscal más expansiva.

Se observa también una recuperación de la inversión y especialmente del comercio mundial, que en 2016 experimentó una importante caída. Asimismo, el empleo se está recuperando de manera general, aunque se siguen observando diferencias entre países (por ejemplo en el marco de la Unión Europea o de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Por su importancia para la economía española y la navarra, es destacable la evolución también de la economía europea. En 2017, creció al mayor ritmo de los últimos 10 años (2,7%) y se observa una convergencia en el crecimiento de las diferentes economías. Se estima que el crecimiento se mantenga sólido en el 2,2% en 2018 debido a las condiciones financieras favorables y el incremento de la inversión y el comercio exterior.

Como ya se ha mencionado, el Banco Central Europeo sigue manteniendo de momento su programa de compra de activos (política monetaria expansiva) y además las políticas fiscales en algunos países son menos restrictivas. Todo ello también se traduce en una mejora del mercado laboral y los salarios.

Riesgos que podrían incidir negativamente sobre el crecimiento mundial

Pero en el último informe elaborado por la Cámara ya se explicó también la existencia de riesgos que podían incidir negativamente sobre el crecimiento mundial. Desde el último trimestre de 2017, algunos de estos riesgos han aumentado y, por tanto, la probabilidad de efecto negativo sobre la tendencia es algo mayor. El primero de ellos es el incremento de las políticas proteccionistas, especialmente implementadas por Estados Unidos a las que han respondido China y la Unión Europea. La aparición de una “guerra comercial” a escala internacional y con las principales economías como protagonistas no es una buena noticia para el crecimiento mundial. A esto se suma los riesgos de tensiones geopolíticas y conflictos.

En comparación al 2017, se observa un encarecimiento de las materias primas, entre ellas el petróleo que podría incrementar los costes de producción y la inflación. En el ámbito de las políticas públicas, y pese que siguen estando activas, Estados Unidos ya ha comenzado a elevar los tipos de interés y por tanto, lo cual podría afectar las condiciones financieras en algunos países emergentes en Asía.

Teniendo en cuenta estos riesgos, las previsiones de crecimiento siguen siendo positivas para 2018 y 2019. De acuerdo al Fondo Monetario Internacional, se espera que la economía mundial crezca un 3,9% este año y el que viene. Además, se prevé que el crecimiento se modere ligeramente en 2019 con respecto a 2018 tanto en la  Zona Euro como en Estados Unidos, del 2,4% en 2018 al  2% en el 2019 en Europa y del 2,9% en 2018 al 2,7% en 2019 en Estados Unidos. Las economías emergentes serán las más dinámicas ya que se espera que crezcan en el entorno del 5% tanto en 2018 como 2019.

La economía española crece un 3%

En cuanto a la economía española, los datos de la contabilidad trimestral publicados por el Instituto Nacional de Estadística reflejan que en el primer trimestre del año, la economía española creció un 3% en términos interanuales y un 0,7% con respecto al último trimestre del 2017. Al igual que en los últimos años, este crecimiento se debe principalmente a la demanda interna, impulsada por el gasto en consumo de las familias) que aporta 2,8 puntos porcentuales de crecimiento mientras que la demanda exterior aporta 0,2 puntos. Por el lado de la oferta, la construcción fue el sector que más creció, un 6,6% interanual, mejorando la tasa de crecimiento del trimestre anterior. El sector servicios mantuvo su ritmo de crecimiento (2,5%) y se redujo en la industria, del 2,9% frente al 4,7% del último trimestre del año anterior.

Los buenos datos de crecimiento van asociados a una mejoría en la confianza, si bien el indicador de Sentimiento Económico elaborado por la Comisión Europea cayó en mayo. No obstante, la construcción mejora claramente en una tendencia positiva mientras que la industria es menos optimista ya que el indicador aumentó un 0,8% frente al 3,3% en abril.

En cuanto al sector exterior, en el primer trimestre España exportó mercancías por valor de 71.000 millones de euros, lo cual supone un incremento del 1,84% con respecto al mismo periodo del año anterior. Las importaciones también aumentaron (un 1,32%) impulsadas por el crecimiento de la demanda. El saldo comercial fue negativo, por valor de 6.933 millones de euros, si bien fue un 3,69% “menos negativo” que en el mismo periodo de 2017.

Otra variable destacable en la evolución de la economía española es el mercado laboral, si bien con una doble interpretación. Por una parte, la tendencia es positiva y por otra, el nivel de desempleo sigue siendo elevado. Según los resultados de la Encuesta de Población Activa (EPA) correspondientes al primer trimestre de 2018, el número de ocupados se situó en 18,874 millones de personas, un 2,3% más que hace un año. En comparación al primer trimestre de 2017, el número de parados se redujo un 10% hasta los 3.796.100 parados, lo cual redujo la tasa de paro al 16,3%. La tasa de actividad se sitúa en el 58,46%, 0,3 puntos inferior a la del mismo periodo del año anterior.

La Seguridad Social en mayo contaba con 18.832.943 afiliados, 571.044 más que hace un año, lo cual supone un incremento del 7,01%. Este incremento fue más notable en los sectores de la construcción, servicios e industria por ese orden.

Pese al entorno de crecimiento y aumento de la demanda interna, los precios siguen creciendo de manera moderada. En mayo crecieron un 2,1% interanual, lo cual supone un crecimiento del 0,9% en lo que va de año. La inflación subyacente fue el 1,1%. Para 2018, se espera que el año finalice en el 2,2%, de acuerdo a las previsiones realizadas por FUNCAS.

En cuanto a las previsiones de crecimiento de la economía española para el 2018, el panel de consenso de FUNCAS estima que éste será el 2,8%, lo cual supone una corrección al alza de las previsiones realizadas hasta ahora y del 2,4% para el 2019.

La economía navarra comenzó el año creciendo por encima de la economía española
En el primer trimestre la economía foral creció el 3,3% interanual y el 1,1% intertrimestral. Como en el caso nacional, la aportación al crecimiento de la demanda interna fue superior (2,6 puntos) que la del sector exterior (0,7 puntos) si bien el impulso del sector exterior es más importante en Navarra. De la demanda interna se destaca el crecimiento de la inversión productiva que creció un 1,3% tras haber disminuido en cuatro trimestres desde finales de 2016. Por otra parte, la inversión en construcción creció un 1,8% y refleja la mejoría del sector desde comienzos del año pasado.

Se espera que los buenos datos de actividad se mantengan en el segundo trimestre, de acuerdo a la evolución de la producción industrial y la confianza empresarial. En abril de 2018, la producción industrial aumentó un 5,4% interanual y creció en todas las ramas, salvo la de transporte, por el efecto calendario de la menor de producción de vehículos en Navarra en relación al año pasado. Por tipos de bienes, aumentó la producción de bienes de consumo (9,3%), intermedios (18,4%) y descendió en bienes de inversión (-9,6%) lo cual es un dato que es necesario tener en cuenta.

Asociado a la producción industrial, también el sector exterior presenta cifras más positivas que hace un año. Hasta marzo, Navarra exportó bienes por valor de 2.257 M€ (2.121 en 2017), lo cual supone un incremento del 6,4%. También las importaciones de mercancías, por valor de 1.233 millones de euros crecieron, un 3,1%. El saldo comercial fue positivo y por valor de 1.023 millones de euros, un 10% superior al del mismo periodo, hace un año. Por tipos de bienes, aumentaron las exportaciones en las principales ramas más importantes para el sector exterior navarro salvo en el caso del material de transporte (vehículos y componentes) que cayó un 1,75%, un descenso, no obstante, inferior a los de la segunda mitad del 2017. Por destinos de las exportaciones, y pese a su incremento, éste se dio en Europa, países árabes, oriente próximo  y América del Sur, pero descendió en mercados muy importantes para Navarra como Estados Unidos (-43%), Reino Unido (-35,2%), China (-7,2%) e India (-59%).

En el mercado laboral, y a diferencia del caso nacional, los resultados de la EPA en el primer trimestre no fueron tan favorables. El número de parados experimentó un incremento (que pese a que suele ser habitual en este periodo) con respecto al mismo periodo del año anterior, del 3,17%. La tasa de paro es seis puntos inferior a la de España, pero aumentó ligeramente tanto en términos trimestrales como anuales, hasta situarse en el 10,5%. Por otra parte, el número de ocupados se mantuvo prácticamente estable en 276.100 ocupados.

De acuerdo a los datos de la afiliación a la Seguridad Social, el número de afiliados en mayo fue de 281.746, un 3,65% más que en mayo de 2017Por tanto, se mantiene la tendencia positiva del mercado laboral en Navarra si bien hay que tener en cuenta, que no se ha llegado a la situación anterior a la crisis y por otra parte, es necesario pensar en el futuro del mercado laboral y el grado en el que se reducen los gaps entre las necesidades empresariales y la oferta formativa, con el fin de mejorar las oportunidades de empleo para aquellos/as que acceden al mercado por primera vez.

Dificultades de contratación en las empresas navarras

En este sentido, recientemente se presentó en la Cámara de Comercio un estudio elaborado a nivel nacional por EDUCA 2020, cuyo objetivo era conocer si el sistema educativo está en contacto con las necesidades de las empresas y en qué medida desde la Universidad y los centros de Formación Profesional se está formando adecuadamente para hacer frente a los requerimientos empresariales y sociales de los próximos años.

Se ha recordado que el estudio concluía que para el caso de Navarra el 79% de los estudiantes de Formación Profesional están bien preparados, pero el 67% de las empresas navarras tiene dificultades a la hora de contratar y se evidencia una clara demanda de determinados perfiles, especialmente técnicos de Formación Profesional.

Como en el caso nacional, los precios mantienen un crecimiento estable y moderado. En mayo crecieron un 2,1% mientras que la inflación subyacente fue del 1,3%. En lo que va de año (hasta mayo) los precios subieron un 1% en Navarra.

Por último, la Cámara ha presentado también los resultados del sondeo que hace entre las empresas sobre sus perspectivas en el corto plazo. Los datos reflejan que  éstas son muy positivas, ya que el indicador agregado calculado por la Cámara se sitúa entre valores de expansión, que reflejan por tanto, las buenas perspectivas empresariales en el primer semestre del año.

Acciones para potenciar el crecimiento económico

Para la Cámara de Comercio es importante aprovechar la buena coyuntura económica para seguir creciendo y potenciar los buenos resultados económicos y un mayor bienestar. En este sentido, la Cámara de Comercio sugiere a las instituciones que aprovechen esta coyuntura mediante la implantación de medidas que faciliten la inversión empresarial como el desarrollo de infraestructuras aéreas, terrestres y de ferrocarril, así como la continuación del Canal de Navarra. Además, la Cámara afirma que son necesarios estímulos fiscales que ayuden al fomento del empleo, el desarrollo de I+D+i y manifiesta la importancia de eliminar el impuesto sobre el patrimonio empresarial.

En el ámbito de la internacionalización, la Cámara aconseja implementar políticas que faciliten a las empresas la diversificación de mercados y aprovechar los nuevos acuerdos comerciales. La Cámara de Comercio de Navarra ofrece apoyo y asesoramiento para el acceso a terceros países, mercados estratégicos y operativa aduanera. Además, la Cámara de Comercio con la colaboración del Gobierno de Navarra va a poner en marcha un observatorio sobre el Brexit y organizará misiones comerciales a Estados Unidos.

Por otro lado, a pesar de unos buenos datos de empleo, existen determinados perfiles profesionales que las empresas no encuentran. Es necesario ajustar la oferta formativa a la necesidad empresarial y desde la Cámara se van a poner en marcha programas de formación enfocados al sector turístico y se va a continuar con la oferta especializada en SAP, Big Data, idiomas, logística, gestión de plantas industriales, etc.