30 may 2018
Print mail

Comunicado sobre las decisiones adoptadas por las administraciones públicas sobre el uso y exigencia del euskera

La Cámara Oficial de Comercio, Industria y Servicios de Navarra desea hacer público el siguiente comunicado:

1.- Que, desde algún tiempo se vienen recibiendo quejas por parte de empresas y profesionales navarros en las que manifiestan que las decisiones adoptadas por administraciones públicas sobre el uso y exigencia del euskera inciden en los principios de igualdad, competencia y no discriminación, perjudicando las expectativas e intereses del comercio, la industria y los servicios de empresas que no dominan o conocen el euskera al impedírseles, de facto, poder presentarse a contratos públicos por no tener conocimientos suficientes del mismo.
Así, por ejemplo, en varios pliegos para las contrataciones de servicios en algunos ayuntamientos navarros se ha llegado a establecer como condición previa: “este asesoramiento habrá de ser realizado en euskera, tanto en la información verbal como en la escrita, cuando así se solicite”.
Esta condición, excluyente a juicio de la Cámara, impide a cualquier empresa de servicios navarra presentarse en igualdad de condiciones con aquellas otras que sí puedan realizar los asesoramientos en euskera.
Además de esta condición, en numerosos contratos con la administración foral o municipal se valora con una mayor puntuación el conocimiento del euskera frente a otros requisitos de capacidad y solvencia, con lo cual las empresas sin este conocimiento tienen muy mermadas las posibilidades de resultar adjudicatarias de dichos contratos públicos, premiando el conocimiento de la lengua sobre la capacidad técnica y experiencia y, a la postre, poniendo en peor situación a unas empresas sobre otras.
2.- Que, la reciente Ley Foral de Contratos Públicos aprobada por el Parlamento el pasado 12 de abril,  incluye el requisito de elaborar en todo caso un plan de formación de euskera para los trabajadores de las empresas subcontratistas, si el contrato exige un servicio de atención al público.
Esta norma que, a juicio de la Cámara, obliga en todo caso a las empresas a elaborar planes de formación y ejecutarlos y financiarlos sea cual sea el ámbito territorial lo cual, produce los siguientes efectos perjudiciales a las empresas navarras:
  • Desigualdad de oportunidades e incremento del costo y aplicación de mayores recursos para aquellas empresas sin trabajadores con conocimiento del euskera, frente a aquellas otras que poseen empleados con conocimientos de este idioma y que no deben ni planificar ni ejecutar planes de formación.
  • Pérdida de horas productivas de trabajo.
  • Vulneración de la zonificación lingüística de Navarra, perjudicando especial y claramente a las empresas ubicadas en zonas no vascófonas en las que la asunción de este coste y pérdida de productividad no responde a la realidad sociolingüística de la zona ni a motivos de carácter industrial o empresarial.
Que, por otro lado, queremos dejar absolutamente claro que entendemos que el euskera es parte muy importante de nuestra cultura, que tiene que servir para unir a toda la sociedad navarra, pero nunca debe ser motivo de discriminación ni de desigualdad entre empresas o ciudadanos.
Que, como consecuencia de todo lo anterior y en cumplimiento de la obligación atribuida a la Cámara  de defender ¨los intereses generales de comercio, la industria y servicios” (Ley Foral 17/2015) PEDIMOS a las Administraciones Publicas, Gobierno de Navarra y al Parlamento que:
  1. Favorezcan las normativas y leyes que consoliden la igualdad en los ciudadanos y las empresas, adoptando “cuantas medidas sean necesarias para impedir la discriminación de los ciudadanos por razones del idioma  “(artículo 3.1 de la Ley Foral del Euskera).
  2. Promuevan la Igualdad de oportunidades entre empresas y ciudadanos sin que el euskera represente una limitación o un motivo de discordia o desunión entre navarros.
  3. Eviten la prevalencia del euskera en la contratación de servicios y de personal de la administración frente a los méritos y capacidad empresarial y profesional, sobre todo en una sociedad como la navarra, mayoritariamente castellanohablante.
  4. Fomenten el aprendizaje de los idiomas desde la libertad de elección y de acuerdo al principio de voluntariedad recogido en el artículo 1.2.c) de la Ley Foral del Euskera, sin imposiciones de ningún tipo que puedan alterar los intereses del comercio, la industria y los servicios, donde solo prevalezcan los principios de proporcionalidad, concordia, respeto e igualdad de derechos.