15 feb 2018
Print mail

La inflación mantiene su senda decreciente y cae en Navarra en enero

Los precios cayeron en Navarra un 1,2% en enero con respecto a diciembre. Este descenso es consecuencia, en buena medida, de la campaña de rebajas, que provocó una caída de los precios un 15,4% en vestido y calzado, la mayor de las 12 partidas que comprenden el índice. También descendieron los precios en la rama de ocio y cultura (-1,6%) y menaje (-1,3%).

Con respecto a enero de 2017 los precios subieron un 0,3%, un valor que no se registraba desde agosto de 2016. Hay que tener en cuenta que enero de 2017 se caracterizó por una subida importante del coste de la luz que hizo que el IPC se situará casi en el 3%. La subida de los costes energéticos el pasado enero fue mucho más modesta que hace un año, lo cual explica también el menor crecimiento de los precios.

La inflación subyacente se mantiene estable en torno al 0,5%. Con respecto al año pasado, sin tener en cuenta los precios de la energía y los productos no elaborados, los precios subieron un 0,6% y, por tanto, se mantienen estables en un nivel relativamente bajo. Con respecto a diciembre del 2017 cayeron un 1,7%.

Pese a que el dato de enero está en buena medida condicionado por factores estacionales, la inflación mantiene una tendencia decreciente, que se inició en 2017 y que muestra, en general, un nivel de crecimiento de los precios muy moderado. Se prevé que los precios se mantengan estables en 2018, en el entorno del 1% y el 1,5%, dadas la previsión de menor crecimiento y la estabilidad salarial prevista.