15 feb 2017
Print mail

En enero, la inflación se acercó al 3% en Navarra

La variación anual del Índice de Precios al Consumo (IPC) el pasado enero en Navarra fue del 2,9%, lo que supone un claro cambio con respecto a la evolución reciente del IPC en Navarra. Desde agosto de 2016 los precios comenzaron a subir (en términos anuales) de manera constante, debido principalmente a la recuperación del precio de la energía.

La conjunción, en enero, de la recuperación del precio del petróleo junto a las subidas de la electricidad son los principales factores que explican el incremento del IPC. El pasado enero, la partida de vivienda (que incluye el coste de la electricidad) creció (con respecto a enero de 2015) un 8,1% y la rama de transporte un 6,8%. Con respecto a diciembre los precios cayeron un 0,9% debido al efecto de la campaña de rebajas y el descenso de los precios (del 15,3%) en la rama de vestido y calzado.

Frente a la importante subida del índice general, la inflación subyacente se mantuvo estable enero (1,2%, igual que en diciembre) en términos anuales. Por tanto, puede decirse que los mismos factores que motivaron en el pasado la caída del índice general de precios, ahora han provocado que éstos en enero no sean un reflejo ajustado del dinamismo de economía y la demanda. No obstante, la Cámara de Comercio valora de manera positiva la normalización del nivel de precios, porque mejora la capacidad adquisitiva de las familias y es un mejor reflejo de la situación de la economía foral.