20 oct 2016
Print mail

La Cámara de Comercio considera que no es necesario crear una banca pública en Navarra

  • Se pueden potenciar y reforzar las instituciones e instrumentos financieros que ya existen en la actualidad en Navarra
  • La Cámara de Comercio ha realizado una encuesta en la que han participado más de 140 empresas de la Comunidad foral
  • El 72 % de las empresas encuestadas no tienen problemas para acceder a la financiación de su empresa
  • El 63% afirma que Navarra no necesita una banca pública para promover su desarrollo económico

La Cámara Oficial de Comercio, Industria y Servicios de Navarra afirma que la creación de una institución financiera pública en la Comunidad foral no es necesaria, ya que el acceso a la financiación de las empresas no es un problema principal en estos momentos. La Cámara de Comercio ha realizado una encuesta en la que han participado más de 140 empresas y el 72% de ellas señala que no tienen problemas para acceder a la financiación. Además, el 63% cree que Navarra no necesita una banca pública para promover su desarrollo económico.

La Cámara de Comercio explica, no obstante, que si se implantara una banca pública, es imprescindible acotar en qué ámbito de la sociedad crearía valor una entidad financiera pública. En el caso de considerar que una banca pública se cree para facilitar el crédito a las empresas, el 82% de las encuestadas señala que la oferta de financiación en Navarra se ajusta a sus necesidades, además de que la gran mayoría no tiene problemas de financiación.

En el caso de constituirse, la Cámara de Comercio indica que la banca pública debería actuar de acuerdo a criterios de rentabilidad. Según explica, uno de los principales problemas de las entidades financieras es la morosidad y, en el caso de una entidad pública, afectaría de manera indirecta a los presupuestos públicos.

La Cámara de Comercio considera que en el ámbito de la financiación empresarial sería adecuado potenciar y reforzar las instituciones e instrumentos que ya existen en la actualidad en Navarra. Las carencias existentes podrían ser abordadas mediante el impulso y adecuación de las herramientas ya existentes como las sociedades de garantía recíproca. 

Por otra parte, desde la Cámara se constata que los sectores financiero y empresarial están sufriendo una transformación muy importante (incorporación de nuevas tecnologías, existencia de nuevas necesidades, ciclos de maduración más cortos….) que hace que las soluciones financieras requeridas no se basen en formatos tradicionales o ya existentes en el mercado, sino que se adecúen a esta nueva realidad empresarial y económica.