28 jul 2016
Print mail

Luces y sombras en la EPA del segundo trimestre para Navarra

Los datos relativos al mercado laboral en Navarra publicados por la EPA muestran aspectos tanto positivos como negativos.  Por una parte, el número de parados cayó en Navarra en el segundo trimestre un 9,38% hasta situarse en 39.600, lo cual supone 4.100 personas paradas menos que en el primer trimestre, si bien la cifra es superior a la de hace un año. Este descenso en el número de parados está asociado al descenso de la tasa de paro en Navarra que se sitúa en el 13,27%. No obstante la comparativa con el mismo periodo del año anterior supone una mayor tasa de paro que el año pasado (12,55%).

Frente al descenso de la tasa de paro y el número de parados, también descendió el número de ocupados y la población activa. El descenso del número de parados y de ocupados implica que algunas personas han dejado de buscar empleo de manera activa, lo cual no es un dato positivo y especialmente llamativo. La población activa se sitúa en 298.200 personas, la cifra más baja desde 2005, con la diferencia de que la ocupación entonces era notablemente superior. El descenso de la ocupación (con respecto al primer trimestre) se dio principalmente en el sector de la construcción y el de servicios.

La caída de la ocupación y de la población activa son preocupantes para la economía navarra y reflejaría además la temporalidad de parte de la ocupación en el sector servicios en el primer trimestre.