13 abr 2016
Print mail

Sin grandes novedades en la evolución de los precios en Navarra

Al igual que en el conjunto nacional la variación interanual del IPC en Navarra volvió a ser negativa. Al igual que en febrero, los precios cayeron un 0,7%. Esta caída se debe al descenso de los precios de las partidas de vivienda, un 7,9%, y el transporte, un 3,9%. Por el contrario y motivado por el efecto de la Semana Santa en marzo, las partidas de comunicaciones, 2,6%, hoteles, 2,1% y alimentación y bebidas, 1,5% son las que más subieron.

Con respecto a febrero, los precios crecieron un 0,8%, por la combinación del fin de la campaña de rebajas de invierno y las vacaciones de Semana Santa. Las partidas que experimentaron mayores subidas de precios fueron las de vestido y calzado, 4,9%, transporte, 1,5% y ocio y cultura, 1,5%. Por el contrario, descendieron los precios de los alimentos y bebidas no alcohólicas, -0,2%, y menaje, -0,3%.

La inflación subyacente aumentó un 1,3% con respecto al año anterior y un 0,8% con respecto a febrero de 2016. La tasa interanual aumenta claramente con respecto a sus valores del año pasado, y se aproxima y estabiliza en torno a valores cercanos al 1,5%, lo cual refleja que el índice general sigue estando claramente marcado por los precios de los carburantes. Los precios de los carburantes y combustibles cayeron en marzo un 15% con respecto al mismo mes del año anterior y han caído un 3,3% en los tres primeros meses del año.

Al mismo tiempo, y pese a que la inflación subyacente refleja que la caída de los precios sigue influenciada por el precio de los carburantes y el petróleo, los precios industriales y los precios establecidos por las empresas siguen cayendo. Para la Cámara de Comercio, esta situación refleja que la recuperación de la demanda interna avanza, pero no es completa.