23 mar 2016
Print mail

Las expectativas de las empresas navarras empeoran para 2016

Las expectativas de las empresas navarras sobre la economía foral para 2016 son peores en el primer trimestre que en diciembre del año pasado. Esta es una de las principales conclusiones que se desprende del análisis de prospectiva que realiza la Cámara Oficial de Comercio, Industria y Servicios de Navarra trimestralmente.

En diciembre de 2015, el 76% de las empresas encuestadas consideraba que la economía navarra sería en 2016 igual o mejor que en 2015. Sin embargo, la opinión sobre la economía es algo peor ahora, ya que este porcentaje se reduce al 61%. Además, la proporción de empresas que cree que 2016 será peor que 2015 pasa del 23,8% al 38,5%. Por otro lado, el 48% de las empresas afirmó al cierre de 2015 que la economía en 2016 sería mejor; y en estos momentos este porcentaje baja al 27%.

En cuanto a las perspectivas de su negocio, al cierre de 2015 el 86% de las empresas afirmaba que el 2016 sería mejor o igual para ellas. También ahora es mayoritaria la opinión de que 2016 será igual o mejor, ya que esto es así para el 79% de las empresas. No obstante, una de cada cinco empresas cree ahora que el 2016 será un peor año para ellas (frente al 14% en diciembre).

Dualidad en las previsiones de empleo

Se observa cierta dualidad en las previsiones de empleo. El 45% de las empresas manifiesta que mantendrá en el empleo en 2016 mientras que este porcentaje era del 58% en diciembre de 2015. Aumenta el porcentaje de empresas que prevé contratar personal en 2016, que pasa del 30% al 35% pero también el de empresas que creen que su nivel de empleo será menor, que pasa del 12% al 19%.

El dato más positivo proviene de la previsión de inversión; ya que aumenta el porcentaje de empresas que prevé aumentarla, y pasa del 28% al 32%.

En cuanto a las previsiones para el primer trimestre del 2016, el índice agregado estimado por la Cámara Navarra refleja que el primer trimestre del año será peor que el último trimestre de 2015. Este descenso se debe a que se prevé un menor nivel de precios y pedidos, que inciden negativamente sobre la rentabilidad. Por el contrario, se espera que el nivel de empleo e inversión sea algo mayor que en el último trimestre de 2014.

En cambio, la comparativa interanual, refleja que el primer trimestre de 2016 será mejor que el de 2015, salvo en el caso de los precios cobrados por las empresas. En consonancia con las cifras oficiales de empleo, ésta es la variable que más mejora en relación al primer trimestre del año pasado. También se espera un mayor nivel de inversión en las empresas.

Por otra parte, y pese a la buena comparativa en comparación al primer trimestre del año pasado, las empresas encuestadas perciben un empeoramiento del entorno económico desde el tercer trimestre de 2015. Las empresas consideran que ahora, el entorno económico en Navarra es peor, tanto en relación al cierre, como al primer trimestre de 2015.

Estos resultados se ajustan a las previsiones para la economía mundial, que han empeorado desde el cuarto trimestre del año pasado y para la que se prevé cierta ralentización en 2016.

Como se recordará, en este estudio se analizan las perspectivas y evolución de un conjunto de variables que tomen el pulso a la industria navarra de forma periódica. Para ello, se ha diseñado una encuesta dirigida a empresas de la Comunidad foral y se han desarrollado una serie de indicadores que permiten disponer, de manera ágil y continua, de información sobre la situación que atraviesan las empresas y su previsión de actividad en el corto plazo en Navarra.