14 oct 2015
Print mail

Informe de Coyuntura Económica. Tercer Trimestre 2015

La economía navarra sigue creciendo en un entorno económico internacional incierto por las economías emergentes

  • Medidas para favorecer e impulsar nuevas iniciativas empresariales, un clima de estabilidad política y la reducción de la presión fiscal principales actuaciones que solicitan las empresas al Gobierno de Navarra

 

En el tercer trimestre del año ha cobrado protagonismo la desaceleración del crecimiento de la economía china y las previsiones de decrecimiento este año para Brasil y Rusia. La caída del precio de la energía, el fin de las medidas de política monetaria expansiva y la necesidad de reformas económicas han incidido negativamente en la situación de estas economías.  En este entorno económico internacional incierto, la economía navarra mantiene una líneas de crecimiento, según explica la Cámara Navarra en el último informe de Coyuntura Económica presentado hoy ante los medios de comunicación.

Existen dudas sobre cuál será la evolución de la economía china así como el grado de desaceleración de su economía. En cualquier caso, los indicadores disponibles (precios industriales, consumo de electricidad, transporte de mercancías) reflejan el freno de la segunda economía mundial, lo que tendrá incidencia en la economía global. En el medio plazo, la transición de la economía china a una economía menos fundamentada en la inversión pública y más en el consumo tendrá también un efecto negativo sobre ciertas economías por su menor demanda de “commodities”, aunque la expansión del consumo chino incidiría de manera positiva.

Al mismo tiempo, se espera que la economía brasileña caiga cerca del 2% este año y Rusia un 3,7%. Pero no sólo son los BRICs los que atraviesan un peor momento, ya que el crecimiento en economías como Turquía o México están siendo menores de lo deseado.

Frente a este descenso en el crecimiento de las principales economías emergentes, las economías desarrolladas muestran signos de estabilidad. La economía norteamericana podría crecer por encima del 2,5% este año y el siguiente, Japón el 1% y el Reino Unido en torno al 2%. La eurozona también mejora su crecimiento con respecto al 2013 y 2014 y se espera que crezca en torno al 1,5% este año. No obstante, el crecimiento de las principales economías europeas es desigual. España destaca frente al resto, mientras que las perspectivas de Francia e Italia para este año son de un crecimiento en torno al 1% y el 0,5% respectivamente. Los indicadores de actividad más recientes sugieren que se mantiene la tendencia de la primera mitad del año pero también que se mantienen las diferencias entre las principales economías europeas.

La economía española destaca en Europa, impulsada por la demanda interna

En el segundo trimestre, la economía española creció un 1,3% interanual y un 1% con respecto al primero. El consumo interno y la inversión siguen siendo los principales motores de la economía española. Todos los sectores crecieron, incluida la construcción, que mantuvo el ritmo de crecimiento del primer trimestre y los niveles de inversión en construcción superan los de hace dos años. Esta mejoría de la actividad se ve reflejada en los datos del mercado laboral. De acuerdo a la Encuesta de Población Activa (EPA) del segundo trimestre, el número de parados cayó un 8,4% en con respecto a 2014 y se sitúa en 5,1 millones, lo cual deja la tasa de paro en el 22,3% de la población activa. No obstante, pese a la tendencia reciente, el paro sigue siendo excesivamente elevado. De igual forma, pese a que la afiliación a la Seguridad Social ha mejorado a lo largo de 2015, hay cerca de dos millones de personas afiliadas menos que en 2008.

Pese a los buenos datos de actividad y consumo, los precios siguen cayendo. En septiembre volvieron a caer, un 0,9%. No obstante, se considera que esta situación viene dada principalmente por los precios de la energía, dado que la inflación subyacente crece moderadamente desde principios de año, lo cual denota la recuperación del consumo interno.

Economía navarra crece de manera sólida

La economía navarra, por su parte, muestra un patrón similar al de la economía española. En el segundo trimestre creció un 2,8% con respecto al año anterior y un 1% con respecto al primer trimestre del año. El crecimiento estuvo motivado por el impulso de la demanda interna, que aportó 2,3 puntos al crecimiento y, a diferencia del caso nacional, la demanda externa que contribuyó con 0,5 puntos porcentuales, motivada por el incremento de las exportaciones.

La inversión en bienes de equipo creció un 0,4%, similar al primer trimestre. Este dato es valorado con cierta preocupación por la Cámara Navarra pues la considera reducida de acuerdo al perfil productivo de la economía navarra. Por el contrario, la inversión en construcción aumentó en el segundo trimestre, tras 25 trimestres de caída.

El sector exterior sigue aportando datos positivos hasta julio. El saldo comercial en los siete primeros meses del año ha aumentado un 9,2% con respecto al año anterior, liderado por el incremento de las exportaciones de bienes de consumo duradero. Este incremento fue superior al de las importaciones, que también crecen, por el incremento de la producción y la demanda interna.

Al igual que en España, también los datos de empleo han mejorado y la tasa de paro se sitúa en el 12,5% y se aleja de los peores años de la crisis. La consolidación de esta tendencia es una prioridad, que debe ir asociada al desarrollo empresarial y nuevos proyectos empresariales.

El bajo nivel de los precios de petróleo sigue empujando a la baja a los precios. En agosto cayeron un 0,7%, pero hay que considerar que no reflejan la tónica general de la demanda ni de los precios, dado que crecen para buena parte de las partidas que forman el IPC y que la inflación subyacente sigue creciendo.

De acuerdo al estudio que trimestralmente elabora Cámara Navarra, la economía navarra volverá a crecer en el tercer trimestre de 2014, puesto que se esperan incrementos en la facturación, la actividad y pedidos de las empresas. En comparación al año pasado, se prevé también que continúe la mejoría del empleo. Las empresas perciben una clara mejoría del entorno económico si bien los precios cobrados se mantienen estables, lo cual ajusta la rentabilidad empresarial.

Frente a la etapa que inicia el nuevo Gobierno de Navarra, las principales sugerencias realizadas por las empresas consultadas por la Cámara Navarra son la puesta en marcha de medidas para favorecer e impulsar nuevas iniciativas empresariales, un clima de estabilidad política y la reducción de la presión fiscal. La reducción de las trabas administrativas o el incremento de las políticas de I+D en todos los sectores, son por el contrario menos importantes.