24 jun 2015
Print mail

La economía navarra volverá a crecer en el segundo trimestre

INFORME DE COYUNTURA ECONÓMICA SEGUNDO TRIMESTRE 2015

  • La economía mundial mantiene un ritmo de crecimiento moderado
  • Mejora el tono de la economía europea, aunque se sigue pendiente de la evolución en Grecia
  • Las empresas navarras valorarán el próximo gobierno en función de las medidas que adopte

Según el informe de coyuntura económica de la Cámara de Comercio presentado hoy, se reduce el impulso de crecimiento de la economía mundial, la economía española destaca en Europa por a su tasa de crecimiento y se prevé que la economía Navarra vuelva a crecer en el segundo trimestre.

La economía mundial mantiene un nivel de crecimiento moderado, ya que las previsiones de junio elaboradas por algunas instituciones como el Banco Central Europeo (BCE) se corrigen a la baja. EL BCE prevé que la economía mundial crecerá en 2015 el 3,4% frente a la previsión del 3,8% anterior.

Asimismo, se reduce la estimación de crecimiento del comercio mundial para 2015 que pasa del 3,9% (estimación de marzo) al 2% en junio. Para la Cámara, este es un dato muy bajo en comparación a la evolución histórica del comercio mundial en los últimos años, y se traduce en una menor estimación del crecimiento de la demanda exterior. Se prevé un crecimiento del 2,2% en 2015, frente a la estimación de marzo, del 3,2%.

La desaceleración del crecimiento mundial se debe principalmente a que las principales economías emergentes siguen mostrando datos de crecimiento muy bajo o incluso de decrecimiento. Los últimos datos de la principal economía emergente, China, correspondientes al mes de abril, siguen dando muestras del menor crecimiento de su economía. La Cámara Navarra explica que indicadores como la producción industrial que creció el 5,9%, muy por debajo de los datos del 2013 y 2014, las exportaciones que cayeron un 6,4% interanual o las ventas minoristas que crecieron menos reflejan tal desaceleración. Por otra parte, las previsiones de crecimiento para Brasil y Rusia son negativas. Se espera que la economía brasileña caiga en torno al 3% en 2015 y Rusia un 1%.

Por otra parte, la economía estadounidense sigue liderando el crecimiento de las economías avanzadas. Se espera que la actividad empresarial en Estados Unidos crezca en el segundo trimestre, motivada por un mayor crecimiento del sector servicios y, en menor medida, por la industria. La tasa de desempleo se mantuvo estable en mayo en el 5,5% en mayo y el empleo creció en 280.000 personas. Se estima que la economía se incremente un 2,3% en el segundo trimestre y un 2,1% en el conjunto del año.

Crecimiento débil en la Euro Zona

La Cámara Navarra explica que el otro foco de crecimiento débil sigue siendo la Euro Zona. El crecimiento de la Zona Euro sigue siendo muy modesto y sujeto a la evolución de la economía griega y sus posibles efectos sobre la economía de la zona. La Zona Euro sigue beneficiándose de elementos externos como el precio del crudo, que es favorable para el consumo privado y la inversión empresarial.

Según la Cámara Navarra, las medidas adoptadas por el Banco Central Europeo tendrán, probablemente efectos positivos. Los tipos de interés más bajos aplicados por las entidades de crédito inciden positivamente en la demanda agregada, a través de un incremento de la inversión y la exportación como consecuencia de la depreciación del euro. Se espera que el PIB de la Zona Euro crezca un 1,5%, desde el 0,9% de 2014.

Tal y como ha reflejado la Cámara Navarra en sus últimos informes, no hay que olvidar los riesgos que existen sobre la economía de la Zona Euro: el elevado nivel de endeudamiento, público y privado, las divergencias entre países y las tasas de desempleo por encima del 10% y el resultado de las negociaciones con Grecia y sus implicaciones sobre el resto de países de la Zona Euro.

Crecimiento de la economía española

La economía española es una de las economías europeas que destaca por a su tasa de crecimiento. En el primer trimestre del 2015 la economía nacional creció un 2,7% interanual y un 0,9% con respecto al último trimestre de 2014. La demanda interna aportó tres puntos al crecimiento, tres décimas que el trimestre anterior. El consumo de los hogares creció un 3,5% con respecto al año anterior y la formación bruta de capital fijo un 6%. Por otra parte, el sector exterior restó tres décimas al crecimiento.

Por el lado de la oferta, todas las ramas de actividad mejoraron sus resultados en comparación al trimestre anterior. La industria y los servicios crecieron en 2,7% y el 2,6% respectivamente y la construcción creció un 5,8% lo cual supone una clara mejora en relación a los datos del trimestre anterior.

Para la Cámara Navarra, los datos avanzados para el segundo trimestre indican que la economía española volverá a crecer. Los índices de actividad industrial y de servicios de los gestores de compras estiman crecimientos en ambos sectores y los índices de producción industrial y comercio al por menor crecieron un 2,7% y un 2,5% respectivamente. La mejora de la actividad económica se tradujo también en la mejoría, en comparación a periodos anteriores, de los datos del mercado laboral.

Según el Instituto Nacional de Estadística, en  el primer trimestre del año el número de empleos equivalentes a tiempo completo aumentó un 2,8%, lo que supone un incremento neto de 458.000 empleos en un año. Los últimos datos relativos a la afiliación a la Seguridad Social correspondientes al mes de mayo indican que ésta creció un 3,57% con respecto al año anterior y el paro descendió un 7,82% hasta situar la cifra de parados en 4.215.031 personas, 357.354 menos que hace un año. Pese a esta mejoría, la tasa de paro sigue siendo de las más elevadas de la Zona Euro. De acuerdo a la Encuesta de Población Activa (EPA), en el primer trimestre de 2015 la tasa de paro fue del 23,78%.

Pese a los datos de crecimiento de la demanda interna, tanto los precios industriales como el IPC continúan cayendo. En mayo, el IPC cayó un 0,2% y los precios industriales un 1% en abril. No obstante, la Cámara Navarra cree que la tendencia de los precios muestran una clara tendencia al alza, signo de lo cual es la mejora y el crecimiento de la inflación subyacente que desde hace meses crece ya en términos positivos.

Datos positivos en Navarra

Los datos de la economía navarra en el primer trimestre también fueron positivos. Ésta creció un 2,3% interanual impulsada, al igual que en la economía nacional, por la demanda interna. No obstante, mientras que en España la inversión creció el 6%, en Navarra creció un 0,3%. El sector servicios fue el que más creció (un 3%) seguido de la industria (un 2%), aunque moderan su crecimiento en relación al trimestre anterior. La construcción se contrae aunque a menor ritmo (un -0,8%) en comparación a la caída del 4,7% en el primer trimestre de 2014.

Aunque en menor medida que la demanda interna, la demanda externa contribuyó positivamente al crecimiento de la economía navarra en el primer trimestre. El saldo comercial hasta abril, fue de algo más de 1.400 millones, un 5,5% más que en el mismo periodo del 2014.

Al igual que en caso español, los buenos datos de la actividad económica se ven reflejados en el mercado laboral. Tanto las cifras de desempleo como de afiliación a la Seguridad Social continúan mejorando en los primeros meses de 2015. La tasa de paro fue del 15,66% en el primer trimestre y el paro registrado (según las cifras del Servicio Público de Empleo Estatal) en mayo un 9,1% menos que hace un año. En mayo, el número de afiliados a la Seguridad Social aumentó un 2,78%, situando la cifra total de afiliados en 257.856 personas. Pese a esta buena evolución, la Cámara considera que las cifras de desempleo siguen siendo elevadas y su reducción debe ser uno de los retos para los próximos años, ligado al desarrollo y crecimiento del tejido empresarial.

Ligera mejoría en los precios

Aunque los precios, otra de las variables analizadas en el informe, cayeron en mayo un 0,2% la Cámara observa una mejoría paulatina, especialmente a través de la inflación subyacente que en mayo fue el 0,6% y suma ya ocho meses en positivo. Por tanto, el precio de los carburantes siguen incidiendo a la baja en los precios, pero la paulatina recuperación de la demanda se está traduciendo ya en la corrección en el nivel de precios.

La mejoría del consumo de los hogares se observa en la mejoría del índice del comercio al por menor que aumenta en los cuatro primeros meses del año, si bien es cierto que el incremento en abril, del 1%, fue inferior al de meses anteriores y al del conjunto nacional (2,5%).

Tras el incremento en el primer trimestre, recogido en la contabilidad trimestral de Navarra, el valor añadido bruto de la industria, medido a través del Índice de Producción Industrial, 2,3% en abril, motivado por los descensos en la producción de bienes de inversión (-9,5%) y de consumo (-6,2%).

Los datos del sector de la construcción, pese a que ha reducido su decrecimiento, siguen denotando su contracción. El número medio de viviendas iniciadas hasta abril de 2015 es prácticamente el mismo que el año pasado e inferior al del año 2010.

Índice de prospectiva empresarial

De cara al segundo trimestre, la previsión de la Cámara Navarra es que la economía navarra volverá a crecer. Esta conclusión se deriva de una encuesta que la Cámara realiza trimestralmente a una muestra de empresas de la Comunidad Foral y a partir de la cual calcula un índice de prospectiva empresarial. De acuerdo a este estudio, la economía se incrementará con respecto al segundo trimestre del 2014, debido a los incrementos de pedidos y facturación. Las previsiones de empleo son también positivas. Sin embargo, los precios seguirán contraídos y con ello la rentabilidad empresarial.

En esta encuesta también se preguntó a las empresas por las implicaciones para la economía navarra de un cambio de gobierno, tras las elecciones del pasado 24 de mayo. El 52% de las empresas no tienen una opinión clara y valora que dependerá de las medidas adoptadas. El 27% considera que será negativo para la economía. Cerca del 10% cree que o no tendrá implicaciones notables o será positivo para la economía foral.