04 nov 2014
Print mail

El paro aumenta en Navarra en octubre en 813 personas y se sitúa en 47.019 parados

  • Se mantiene la mejoría en relación al año pasado
  • Son especialmente positivos los datos de afiliación a la Seguridad Social

El desempleo volvió a subir en Navarra en octubre hasta 47.019 personas, como suele ocurrir en este periodo. El paro aumentó un 1,7% con respecto a septiembre, 813 personas más. Este dato, por tanto, no sorprende dado el carácter estacional del aumento del desempleo en el mes de octubre. Los mayores incrementos se dieron en el sector de la agricultura (17%) y la industria (2,7%) y cayeron en el colectivo de personas sin empleo y la construcción, lo cual es positivo.

Sin embargo, pese al incremento mensual, la lectura con respecto al año anterior es positiva. En comparación a octubre de 2013, la cifra es un 7,7% inferior, con lo que se mantiene prácticamente el ritmo al que ha venido descendiendo el desempleo en los últimos meses.

En cuanto a la contratación, la lectura es similar a la del paro. El número de contratos en octubre fue un 11% inferior al del septiembre de este mismo año, pero la comparativa interanual refleja que a lo largo de 2014, y también en octubre, la contratación sigue mejorando con respecto al año anterior.

También los datos de afiliación a la Seguridad Social en octubre fueron positivos, ya que el número de trabajadores afiliados aumentó un 0,99% con respecto a septiembre y un 2,5% con respecto a octubre del año pasado.

Para la Cámara Navarra, estos buenos datos no deben desviar el foco de atención del hecho de que el nivel de desempleo sigue siendo muy elevado, y subirá en el último trimestre del año. La Cámara Navarra señala que la reducción del desempleo pasa por el aumento sostenido de la actividad económica en los próximos años, y para ello será necesario que se consolide la mejoría que se empieza a observar de la demanda interna y el sector exterior siga contribuyendo de manera positiva al crecimiento de Navarra. Como citaba la Cámara Navarra en su último informe de coyuntura, será un proceso lento, por los desequilibrios todavía existentes en nuestra economía y la incertidumbre generada por los riesgos externos a nuestras fronteras.