03 jul 2014
Print mail

La economía navarra creció en el primer trimestre y lo volverá a hacer en el segundo

INFORME DE COYUNTURA ECONÓMICA SEGUNDO TRIMESTRE 2014

  • En España, mejora la aportación de la demanda interna al crecimiento
  • El crecimiento mundial presenta mejores perspectivas, liderado por la mejoría en occidente

El último informe de coyuntura de la Cámara Navarra para 2014 refleja que la economía mundial presenta una perspectiva de crecimiento más positiva basada en la mejoría de las economías occidentales, mientras que las emergentes desaceleran su avance en un entorno de mayor incertidumbre. Entre ellas, Rusia que ya había entrado en una etapa de menor crecimiento a lo que suma la inestabilidad política por Ucrania; y China que se encuentra en proceso de reorientación de su modelo de crecimiento.  

El crecimiento en la Zona Euro, que se espera que mejore como consecuencia de los avances en el mercado de trabajo y la baja inflación, comienza a sostenerse de nuevo en la demanda interna. Además, se observan indicios que manifiestan que la recuperación puede ser sostenible.

La situación de la banca y los mercados financieros también han mejorado. Además, se han dado importantes avances hacia la unión bancaria, y se van sentando las bases para garantizar una mayor supervisión del sistema financiero, así como mecanismos de intervención, que reducen el riesgo y mejoran la estabilidad. Al mismo tiempo, mejoran los indicadores de confianza y las expectativas empresariales. Todo ello ha hecho que se reduzca el riesgo de recesión en prácticamente todos los bloques económicos del mundo y especialmente en la Zona Euro.

En España, los datos de la contabilidad nacional trimestral confirman la tendencia hacia la mejoría observada en la segunda mitad de 2013. En el primer trimestre del 2014 la economía española creció un 0,5% interanual, y un 0,4% con respecto al trimestre anterior.

Incremento de la inversión en bienes de equipo

Uno de los datos más positivos del primer trimestre fue el crecimiento del 11% de la inversión en bienes de equipo, entre los que destaca la mejoría de activos de equipos de transporte (17%) y la inversión en maquinaria (8,8%). Como en el caso europeo, la contribución de la demanda interna al crecimiento volvió a ser positiva (el 0,7%), empujada por la mejoría interanual del gasto en consumo final de los hogares, que fue del 1,6%. Por sectores, todas las ramas, salvo la construcción, mejoraron su ritmo de crecimiento interanual con respecto al del trimestre pasado. El sector primario (y pesca) fue el que más creció (un 6,8%), seguido de la industria manufacturera (1,7%) y los servicios (0,8%).

En relación con el comercio de bienes en los mercados internacionales, las exportaciones aumentaron un 1,36% en los cuatro primeros meses del año, mientras que las importaciones aumentaron un 4,85%. Estos datos se reflejan en un peor saldo comercial en comparación con 2013, y una menor contribución del sector exterior al crecimiento.

Las expectativas empresariales en el sector industrial y en los servicios, ligadas a los buenos datos de la contabilidad trimestral, siguen siendo positivas. En el sector servicios aumentaron los pedidos por séptimo mes consecutivo y en el caso de la industria, se incrementaron la producción y también los pedidos. Un dato también positivo es el aumento de insumos y aprovisionamientos, que indica que las empresas son menos reacias a mantener sus niveles de inventarios, a la vista de la mejora de las expectativas.

Los datos de empleo muestran también una evolución más favorable ya que, en los primeros meses de 2014, el crecimiento interanual de la afiliación a la Seguridad Social volvió a ser positiva y decreció el número de parados.

Crecimiento de la economía navarra

Los datos de la economía navarra en el primer trimestre también fueron positivos. Ésta creció un 0,6% con respecto al primer trimestre del 2013 y un 0,4% con respecto al último, con lo que técnicamente, la economía foral salió de la recesión en el trimestre pasado. Se ven indicios de recuperación, aunque no se puede hablar todavía de recuperación como tal. Así lo reflejan los propios datos de la contabilidad trimestral. Desde el lado de la oferta, la industria creció un 2,5% y los servicios un 0,6%. La construcción sigue cayendo, sin reflejar muestras claras de mejoría. Por el lado de la demanda, y a diferencia del caso de la economía española, la inversión en bienes de equipo en Navarra sigue cayendo, pese a que el crecimiento de la industria es superior en Navarra que en el conjunto nacional. Por otra parte, el gasto en consumo de los hogares creció un 0,2%, lo cual indica la mejoría de la demanda interna también en Navarra.

Otra diferencia con respecto al crecimiento de la economía española en el primer trimestre, es que en Navarra, la aportación del sector exterior fue positiva, debido al incremento de las exportaciones en un 15,4%. En este sentido, la Cámara destaca dos elementos positivos en las cifras de sector exterior del primer trimestre. En primer lugar, el incremento de las importaciones, en comparación al año anterior. En segundo lugar, el crecimiento observado en las exportaciones no se debe exclusivamente al sector de la automoción.

Los indicadores de empleo son también positivos y acordes a esta mejoría. En primer lugar, los datos del primer trimestre ofrecidos por la Encuesta de Población Activa reflejan que aunque aumentó el número de parados, también lo hizo la población activa y el número de ocupados. En cuanto a los datos de empleo de junio ofrecidos por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) conocidos ayer, también muestran un descenso del desempleo y un incremento de las contrataciones y la afiliación a la Seguridad Social.

Indicadores positivos de actividad y confianza de la industria

Los indicadores de actividad y confianza de la industria también siguen mejorando, con las mejores perspectivas para los pedidos, los pedidos del extranjero y la producción prevista, mientras que siguen siendo negativas las previsiones de pedidos del interior. Estos datos denotan aún la debilidad de la demanda interna.

De la misma manera, la actividad del sector servicios y el comercio minorista mejoraron en el primer trimestre del año. La actividad del sector servicios aumentó un 5,1% en marzo y los mayores crecimientos se dieron en las ramas del transporte, actividades profesionales y comercio.

Inflación negativa en Navarra

Otro de los datos analizados por la Cámara Navarra has sido la inflación, que en mayo volvió a ser negativa en Navarra (-0,2%). La Comunidad foral, al igual que España y en menor medida Europa, atraviesa desde el año pasado un periodo de inflación cercana a cero o negativa. Esta situación puede ayudar a la incipiente recuperación del consumo. Sin embargo, no sería deseable que se alargara en el tiempo, dado que podría tener un efecto negativo sobre las previsiones de compra de los consumidores.

Por último, la Cámara Navarra considera que es momento de promover medidas de estímulo económico para afianzar las señales de mejoría que se observan en la economía. Uno de los instrumentos disponibles es la política fiscal y en ese sentido, se ha valorado positivamente el proyecto de reforma fiscal propuesto por el Gobierno Central. La Cámara Navarra considera que el proyecto va en la buena dirección. En esta misma línea, considera que Navarra debería aprovechar también su autonomía fiscal para desarrollar una reforma que ayude la recuperación de la economía foral.