19 dic 2013
Print mail

Algunas recomendaciones para trabajar en el mercado de Estados Unidos

Estados Unidos presenta un crecimiento sostenido desde que salió oficialmente de la crisis y todas  las previsiones a corto y medio plazo indican que ese crecimiento sea incluso mayor.

A la hora de plantearse entrar en el mercado norteamericano no hay que olvidar que cubre también Puerto Rico y Alaska y que todo está reglamentado. Por este motivo, es imprescindible conocer la normativa norteamericana para saber cómo se debe actuar y qué pasos se han de seguir en cada caso, olvidándonos de los parámetros europeos que pueden llegar a confundir y llevar al fracaso algunas operaciones.Cualquiera que sea la forma de entrada en este mercado, la empresa española, tanto fabricantes como prestatarios de servicios, deben tener en cuenta las siguientes consideraciones:

1.- Operar en USA a través de una empresa propia (subsidiaria, filial o crear una empresa independiente).Constituir una empresa propia en Estados Unidos es barato y rápido y tiene muchas ventajas: se aísla la responsabilidad y potenciales riesgos de negocios. De esta forma,  ante una eventual disputa comercial se estará en posición de igualdad ante una corte estatal o federal y la responsabilidad quedará limitada a la empresa que se ha constituido localmente que tiene total independencia de personalidad jurídica de la empresa española.

2.- Sea cual sea el sector en el que trabaje la empresa, hay que registrar la marca y/o patentes. Esto da al titular de la marca la posibilidad de ejercer acciones legales en cortes federales de los Estados Unidos y existe la presunción legal de que el titular tiene derecho exclusivo para usar la marca a nivel nacional.

El registro en USA se puede utilizar como base para obtener el registro en otros países y da al titular el derecho de introducir su registro ante el Servicio de Aduanas de los Estados Unidos para prevenir la importación de otros bienes con esa marca.

3.- Contratar una póliza de seguro adecuada a las operaciones comerciales. 

4.- Tener presencia y dar la impresión de estar ubicados en USA a efectos de soporte técnico, logística, atención al cliente y la facilidad de dar respuesta inmediata en inglés y en horario americano a cualquier tema que pueda surgir.

5.- Es importante documentar todo por escrito, compromisos, acuerdos, pedidos, condiciones, etc.

6.- Siempre debe haber un contrato por escrito que contenga los términos más importantes como: seguros, asunción de riesgos, precios, territorialidad, exclusividad y confidencialidad, garantías y negaciones, etc.

En caso de litigio aunque el contrato remita a tribunales españoles, será en los tribunales norteamericanos donde se lleve el caso.

7.- Especificar cuál es la garantía de los productos y maquinaria. Debe de haber una notificación previa al cliente, ya sea distribuidor o cliente final, sobre la misma y debe quedar por escrito.Es importante recordar que el tema de las garantías está relacionado con los seguros que cubran el territorio USA para una mayor protección del fabricante extranjero.

En este sentido, a la hora de vender en USA, es sumamente importante tener en cuenta el servicio al cliente final.

 

Deja tu comentario
Responder