05 sep 2017
Print mail

Novedades en la Formación Profesional en el ámbito laboral

El pasado 3 de julio se publicó el Real Decreto que desarrolla la Ley 30/2015, por la que se regula el sistema de Formación profesional para el empleo en el ámbito laboral. Con este Real Decreto se da fin, por el momento, al periplo de reforma  integral del sistema  que comenzó el 22 de marzo de 2015.

En dicha normativa se regulan las iniciativas y programas de formación profesional para el empleo, los requisitos y los límites de las acciones formativas y sus destinatarios.

Asimismo y gracias al desarrollo de un nuevo sistema integrado de formación, se podrá implantar la “cuenta de formación” regulada en la Ley de Empleo. El sistema integrado de formación permitirá tener una información completa, actualizada y verificable de las actividades formativas desarrolladas en el territorio nacional.

Formación programada por las empresas

Los cambios más significativos que afectan  a la formación programada por las empresas son:

  1. Ampliación del número máximo de participantes a 30 personas, siempre y cuando la formación no esté vinculada a Certificados de Profesionalidad, en este caso se mantienen los 25 participantes.
  2. Una acción formativa hasta ahora mixta (parte online y parte presencial) se considerará totalmente online cuando la parte presencial sea igual o inferior al 20% de su duración total.
  3. Siempre que se realice en una única jornada, la acción formativa podrá ser de más de 8 horas de duración.
  4. Las empresas de menos de 50 trabajadores podrán acumular el crédito de un año con el del siguiente o los dos ejercicios siguientes.
  5. La formación programada por las empresas deberá guardar relación con la actividad empresarial y adecuarse a las necesidades formativas de sus trabajadores.

Cheque de formación

Otros cambios significativos son, por un lado, el derivado de la obligación de las entidades de formación de la implementación de medidas para proteger a los participantes en las acciones formativas frente a cualquier riesgo derivado de la realización de dicha acción desde su inicio a su finalización y por otro lado, la implantación del cheque de formación, dirigido a trabajadores desempleados y que se implantará de forma progresiva.

Algunos de los requisitos y condiciones que se deberán cumplir para obtener el cheque:

  1. El cheque de formación posibilitará al trabajador a participar en una actividad formativa con un coste preestablecido, sin que suponga, en ningún caso, una aportación monetaria por parte del trabajador.
  2. El trabajador desempleado recibirá del Servicio Público de Empleo el cheque de formación que le acredita para realizar acciones formativas incluidas en su itinerario personalizado de inserción laboral, itinerario establecido una vez realizado un estudio de detección de necesidades formativas del trabajador.
  3. La Administración Pública programará una oferta formativa amplia y suficiente para cubrir la necesidades formativas, pudiendo, asimismo, seleccionar entidades de formación interesadas en adherirse al sistema del cheque de formación. De esta forma el trabajador desempleado podrá elegir de entre las entidades de formación seleccionadas, aquella en la que desee realizar la correspondiente acción formativa.

Reforma cuestionada

Aunque la reforma del sistema tiene como objetivos estratégicos la creación de empleo estable y de calidad, contribuir a la competitividad empresarial y garantizar el derecho a la formación laboral, ofreciendo garantías de empleabilidad y promoción, la reforma no cuenta con el apoyo de las organizaciones empresariales y sindicales ya que estiman que el sistema de formación aprobado es insuficiente e inadecuado y que carece del consenso necesario para superar los problemas económicos y sociales en nuestro país.

Celia Poza 948 077 070 - ext. 1101 cpoza@camaranavarra.com
Close
Cambiar Foto
cambio es aplicable ael usuario por todo el sistema

Deja tu comentario
Responder