29 sep 2016
Print mail

Creando Valor con Modelos de Negocio basados en la Economía Circular

La Economía Circular abre otra puerta al desarrollo de modelos de negocio innovadores y competitivos. Se basa en la exploración de todas las posibles recirculaciones de componentes  materiales y la reducción o eliminación de residuos, a lo largo del ciclo de vida del producto, desde las fases iniciales del planteamiento de dichos modelos.

Externalidades clave a tener en cuenta

Las tendencias legislativas desde Europa, relativas a requisitos legales sobre impactos ambientales, potencian el concepto de Responsabilidad Ampliada del Productor de producto (Pilas y acumuladores, RAEE’s, etc), obligando a los productores, o bien de manera individual o mediante sistemas colectivos (SIG, SDDR, etc) (*)  , a involucrarse, desde las fases de diseño y producción, en la prevención y la gestión de los residuos generados por sus productos al final de su vida útil.

En España, El RD 110/2015 sobre residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE’s) ya establece estas obligaciones.

La volatilidad del precio de materias primas lleva a una continua incertidumbre en la competitividad de productos y servicios, quedando a merced del mercado y sin mucho margen de maniobra si no se tiene en cuenta el impacto de dicha volatilidad en la competitividad de productos y servicios.

Por lo tanto, la necesidad de adaptar los productos y servicios a las tendencias legislativas, junto con la búsqueda de una menor dependencia de la variabilidad de los precios de materias primas, deben ser factores clave a considerar a la hora de diseñar productos y servicios y de concebir modelos de negocio competitivos.

¿Qué es un modelo de negocio circular? ¿Cómo puedo plantearlo?

Son modelos de negocio orientados a las prestaciones y el resultado del servicio, priorizando el uso frente a la posesión de productos (use-oriented, result-oriented).

Las ideas clave que se deben considerar a la hora de plantear un modelo de negocio circular son:

  • Enfoque multi-grupos de interés:
    • Identificar oportunidades de negocio derivadas de todas las potenciales recirculaciones de producto, componentes, materiales, así como las diferentes opciones de valorización de residuos, ya sea internamente (internal loops) o con la colaboración de agentes/grupos de interés externos (external loops).
  • Circular Thinking:
    • Establecer una estrategia de gestión de nutrientes, pensando en los flujos completos de cada componente o material y maximizando el valor de los activos del producto en todo su ciclo de vida (closed supply chains).
    • Seguir el criterio de Jerarquía de Circularidad (Reparación-Reutilización-Renovación-Refabricación-Reciclaje) para optimizar el consumo de materiales y energía.
    • Diseñar para varios ciclos en vez de para un solo uso.

Herramientas como el Circularity Canvas, una adaptación de la herramienta Business Model Canvas para el desarrollo de modelos de negocio circulares, permiten identificar y construir propuestas de valor para todos los grupos de interés involucrados en todas las potenciales recirculaciones comentadas anteriormente. Está orientada a reducir o eliminar, idealmente, la generación de residuos desde la concepción del modelo de negocio.

Beneficios de los modelos de negocio circulares

Frente a los modelos de negocio lineales actuales, el desarrollo de modelos de negocio circulares conlleva beneficios en los siguientes aspectos:

  • Competitividad:
    • Reducción del coste del ciclo de vida del producto (LCC), como consecuencia de la reducción de costes en la adquisición de materias primas (menor demanda) y optimización de costes ambientales.
    • Diversificación de ingresos por valorización de residuos y remarketing a segundos mercados.
    • Reducción del riesgo de exposición a la volatilidad del precio de las materias primas y su impacto en la competitividad del producto.
  • Impacto Ambiental:
    • Minimización del impacto ambiental de las actividades de la empresa (menor consumo de materias primas y energía para su transformación, reducción de la generación de residuos), asegurando el compromiso con la RSC en su dimensión ambiental.
  • Regulatorios/Normativos:
    • Facilita el cumplimiento y adaptación a las Directivas Europeas relativas a la generación y gestión de residuos.

Experiencias y Casos de éxito

En los últimos años se están desarrollando experiencias y casos de éxito demostrando la viabilidad de los modelos de negocio circulares. Entre los numerosos ejemplos existentes, se pueden destacar los siguientes:

  • Reparación: Patagonia estimula la reparación de ropa deportiva frente a la compra de nuevo producto.
  • Renovación: Philips Heatlhcare, renueva aparatos médicos (scaners) para segundos mercados.
  • Refabricación: Thermagroup refabrica compresores.
  • Reciclaje: Bio-bean fabrica biodiesel y pellets a partir de residuos de posos de café.
  • Producto como servicio: Mud Jeans ofrece jeans en leasing reutilizando jeans usados para la fabricación de nuevos modelos

 

A destacar especialmente un proyecto innovador (Net-works) a través de la colaboración entre empresas (Interface, Aquafil y ZSL), en el que se fabrican alfombras a partir de redes de pescadores.

La Economía Circular contribuye a crear valor y mejorar la competitividad

Por lo tanto, el desarrollo de modelos de negocio circulares contribuye a crear valor y mejorar la competitividad de productos y servicios, reduce el impacto ambiental de las actividades de una organización y facilita su adaptabilidad a las nuevas disposiciones normativas que se impulsan desde la Comisión Europea relativas a la generación y gestión de residuos.

 

(*) Ver Ley 11/1997, de 24 de abril, de Envases y Residuos de Envases

Carlos León 647 688 865 carlos@wearesustainn.com
Close
Cambiar Foto
cambio es aplicable ael usuario por todo el sistema

Deja tu comentario
Responder